Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

CCRIF SPC Logo

Noticias

El CCRIF expande su membresía en Centroamérica – da la bienvenida a Panamá

Gran Caimán, Islas Caimán, 7 de enero de 2019. El CCRIF SPC se complace en anunciar que el Gobierno de Panamá se ha unido al Mecanismo y ha adquirido cobertura de seguro paramétrico para el exceso de lluvia. Panamá se unió al Mecanismo como participante tardío en este año de póliza que comenzó el 1o de junio de 2018. La membresía del CCRIF ahora es de 21 países: 19 gobiernos del Caribe y 2 gobiernos de Centroamérica. Este año de póliza, el CCRIF dio la bienvenida a cuatro nuevos países al Mecanismo: las Islas Vírgenes Británicas, Montserrat, Sint Maarten y ahora Panamá, como el segundo miembro de Centroamérica.

En el Caribe y Centroamérica, la frecuencia de los peligros naturales y los desastres está aumentando, y aunque la mortalidad resultante de los desastres parece estar disminuyendo, los costos económicos están aumentando de manera precipitada. En Panamá, por ejemplo, vienen a la mente los eventos relacionados con el exceso de lluvia, como “La Purísima” en 2010 y las inundaciones en la Provincia de Colón en 2012, los cuales causaron pérdidas de más de US$270 millones y forzaron, en una ocasión, el cierre temporal de las operaciones del Canal de Panamá.

El CCRIF actualmente proporciona seguro paramétrico a estas dos regiones. El Mecanismo agrega los riesgos de desastres dentro de las dos regiones, pero mantiene los riesgos segregados en todas las regiones, logrando así el tipo de diversificación de riesgos y la difusión que los miembros no pueden alcanzar por sí solos. La evidencia empírica basada en estudios realizados por el Banco Mundial ilustra que el seguro obtenido a través del CCRIF podría ser tan bajo como la mitad del costo de cobertura que un país miembro podría obtener al abordar el mercado de reaseguros por sí solo.

Los productos de seguro paramétrico del CCRIF son contratos de seguro que realizan pagos basados en la intensidad de un evento (por ejemplo, la velocidad del viento del huracán, la intensidad del terremoto, el volumen de lluvia) y la cantidad de pérdida calculada en un modelo previamente acordado causado por estos eventos. Por lo tanto, los pagos se pueden realizar muy rápidamente, dentro de los 14 días posteriores al evento. Esto es diferente de las liquidaciones de seguros tradicionales o de indemnización que requieren una evaluación en el terreno de las pérdidas individuales después de un evento antes de que se pueda realizar un pago. Es importante destacar que los países del Caribe y Centroamérica también están menos asegurados contra desastres naturales, con datos de la reaseguradora SwissRe que muestran que los seguros de los países de ingresos medios cubren menos del 10% de las pérdidas en comparación con más del 40% en los países desarrollados, este último utilizando tanto los seguros como los mercados de capital para cubrir los efectos adversos inmediatos de los desastres naturales.

Por lo tanto, el CCRIF ocupa un espacio único en el ámbito de la gestión del riesgo de desastres (DRM) al poder proporcionar un nivel de protección financiera eficaz a través de seguros para países vulnerables a los ciclones tropicales, terremotos y exceso de lluvia y al permitir a estos países aumentar su capacidad de respuesta financiera después de los desastres y reducir su carga económica y fiscal. Se sabe muy bien que si no se controla, el impacto económico de los desastres naturales puede generar grandes pérdidas que perturban el crecimiento económico a largo plazo y las trayectorias de desarrollo. No obstante, los países deben tener en cuenta que el CCRIF no fue diseñado para cubrir todas las pérdidas sobre el terreno, sino para proporcionar capital para las necesidades de socorro de emergencia y recuperación temprana, reduciendo así los déficits de recursos posteriores a los desastres y la volatilidad del presupuesto gubernamental. Por lo tanto, se alienta al CCRIF a que la participación del Gobierno de Panamá en el Mecanismo forme parte de la ejecución del Marco Estratégico para la Gestión Financiera del Riesgo de Desastres de ese país, que incluye, entre otras iniciativas, el desarrollo y la ejecución de herramientas de retención y transferencia de riesgos.

La membresía de Panamá en el CCRIF se ha visto facilitada por un memorando de entendimiento firmado en 2015 por el CCRIF y el Consejo de Ministros de Hacienda o Finanzas de Centroamérica, Panamá y República Dominicana (COSEFIN). Este acuerdo ha permitido a los países de Centroamérica unirse formalmente al Mecanismo para acceder a un seguro de riesgo de catástrofe soberano de bajo costo y de alta calidad. Nicaragua ha sido miembro del CCRIF desde 2015 y hasta la fecha ha recibido dos pagos por un total de US$1,6 millones. Desde la creación del Mecanismo en 2007, el CCRIF ha realizado 38 pagos por un total de US$139 millones a 13 gobiernos miembros.

La participación de Panamá en el CCRIF también coincide con el apoyo adicional de donantes del Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), a través del KfW, que en diciembre de 2018 aportó € 15 millones adicionales para apoyar la expansión del CCRIF a Centroamérica. La contribución del KfW se canalizó a través del fondo fiduciario de múltiples donantes administrado por el Banco Mundial, el Programa de Aseguramiento contra Riesgos Catastróficos de Centroamérica (CACCRIP), convirtiéndose en la mayor contribución de un solo donante al Programa.

El compromiso es parte de los esfuerzos de los donantes y la comunidad internacional para abordar los crecientes riesgos de desastres mediante el apoyo a los mecanismos de seguro que proporcionan pagos rápidos a los países después de un desastre. Este nuevo financiamiento para el CACCRIP se usará para continuar mejorando la asequibilidad de la transferencia de riesgo de catástrofe soberana de alta calidad asociada con terremotos y riesgos climáticos para los países miembros del COSEFIN que participan en el CCRIF. También se utilizará para mejorar la capacidad de los ministerios de finanzas para desarrollar y ejecutar estrategias de seguro y financiamiento de riesgo de desastres. El CACCRIP también apoya las actividades en los países de la Comunidad del Caribe (CARICOM) con objetivos similares.

El aumento en la membresía es parte del enfoque estratégico del CCRIF durante los próximos tres años. En su Plan Estratégico 2018-2021, recientemente lanzado, el Mecanismo ha priorizado la ampliación de sus operaciones, que incluye tres pilares principales: aumentar la cobertura de los miembros; ampliación de membresía; y el desarrollo de nuevos productos para la sequía, la pesca, la agricultura y los servicios públicos, todo con el objetivo de satisfacer la demanda de los gobiernos miembros actuales y futuros, tanto en el Caribe como en Centroamérica.

Acerca del CCRIF SPC: El CCRIF SPC es una sociedad de cartera segregada, que es propiedad de, opera y está inscrita en el Caribe. Limita el impacto financiero de huracanes catastróficos, los terremotos y los eventos de lluvias excesivas en el Caribe y - desde 2015 – en los gobiernos de Centroamérica, al proporcionar rápidamente liquidez a corto plazo cuando una póliza de seguro paramétrico se activa. Es el primer fondo regional del mundo que utiliza seguro paramétrico, dando a los gobiernos miembros la oportunidad única de comprar cobertura de catástrofes de terremoto, de huracán y lluvias excesivas al precio más bajo posible.

El CCRIF fue desarrollado bajo la dirección técnica del Banco Mundial y con una subvención del Gobierno de Japón. Fue capitalizado mediante contribuciones a un Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples (MDTF) por el Gobierno de Canadá, la Unión Europea, el Banco Mundial, los Gobiernos del Reino Unido y Francia, el Banco de Desarrollo del Caribe y los Gobiernos de Irlanda y las Bermudas, así como a través de las cuotas de afiliación pagadas por los gobiernos participantes. En 2014, el Banco Mundial estableció un Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples (MDTF) para apoyar el desarrollo de los nuevos productos del CCRIF SPC para miembros actuales y potenciales, y facilitar la entrada para los países centroamericanos y países caribeños adicionales. El MDTF actualmente canaliza fondos de varios donantes, incluyendo: Canadá, a través del Departamento de Relaciones Exteriores, Comercio y Desarrollo; los Estados Unidos, a través del Departamento de Hacienda; la Unión Europea, a través de la Comisión Europea y Alemania, a través del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo y el KfW. En 2017, el Banco de Desarrollo del Caribe, con recursos proporcionados por México, aprobó una subvención al CCRIF SPC para proporcionar una cobertura de seguro mejorada a los países miembros prestatarios del banco.

Español
Español

Nuestros miembros

Volver arriba